7 Exquisitas Opciones en la Comida típica de Perú


Sin duda alguna Perú se destaca por su gran inversión y manera de proyectar el turismo en todos los sentidos,, lo que ha logrado con gran éxito y se ha posicionado en una de las paradas obligatorias para muchos en Latinoamérica.

Uno de sus fuertes es la gastronomía, una mezcla de la cultura andina antigua y criolla que despliega una gama de platos gigante y, en donde su mayoría acopla productos de la zona y otros que dejó la colonia española.

Los andes peruanos concentraron una gran cantidad de plantas, maíz y diferentes tipos de tubérculos como la papa, el camote, la yuca, la quinoa, el amaranto, entre otros. que son propios de las culturas milenarias de Perú.

Sus distintas formas de cocinar en piedra, ollas de barro, tostar y/o fermentar el maíz para tornarse en chicha, cultivar y cosechar en terrazas fueron prácticas que caracterizaron a sus platos y alimentos locales que, sin embargo, frente a la colonia española fueron prácticas que con el tiempo se fueron perdiendo pero, al mismo tiempo, adaptaron nuevas formas modernas de cocinar y crear maravillosos platos en el arte culinario peruano sin perder la esencia que dejaron los milenarios incas.

Pero aún podemos observar las antiguas costumbres que no se alcanzaron a mezclar con la cultura criolla en las afueras de las ciudades principales y adentrándose más en los sectores rurales y las montañas.

El área de la gastronomía ha ayudado a sustentar a muchas familias e impulsar el turismo local. Los secretos milenarios de los incas se ven reflejados en cada uno de sus ingredientes y sabores que sólo los podrás encontrar aquí.

En mi viaje por Cusco, Tacna y Aguas Calientes probé los siguientes platos que pasaron a ser un MUST en cada viaje y visita en Perú:

1. Lomo saltado:

Servido con arroz y papas fritas, el lomo saltado es uno de los platos más típicos y el número uno en esta lista de preferencia. Son cortes de lomo bien aliñados, salteados con cebolla morada, tomate, jengibre, ají amarillo en lo posible y finalmente salsa de soya.

Un plato bien contundente donde también la carne puede ser reemplazada por pollo si lo deseas, que lo hace más liviano.

Este plato de fondo lo puedes encontrar en todos lados ya que es lo más típico y cotizado del mercado.

2. Ají de Gallina.

Mi favorito.

Es pollo desmenuzado cocinado en salsa de ají amarillo, no muy picante, junto a papa cocida en la misma salsa y por encima, gajos de aceituna morada y medio huevo cocido para cambiar los sabores del paladar. Servido con arroz y raramente una ensalada.

Todos estos ingredientes te generan un contraste de sabores fuertes y neutros que vas aplicando al combinarlos, al igual que sus texturas.

Si bien parece mucho, no lo es ya que son pequeñas porciones de cada ingrediente, transformándolo en el plato de fondo perfecto

3. Papas a la Huancaína.

Muchas veces presentado como una entrada, pero que también puede ser algo más contundente dependiendo del lugar.

Consta de papas cocidas servidas con la salsa a la huancaína, parecida a la de ají amarillo pero lleva maní. También se acompaña de aceitunas moradas para lograr un gran contraste de sabores y explosión en la boca.

La salsa huancaína es una salsa que se usa en la mayoría de los platos peruanos y es muy común en la cocina de todo locatario. Su base de ají amarillo le otorga el color y una textura diferente a todas las salsas que has probado.

4. Sopa de Quinoa.

Una exquisitez.

Un caldo bien condimentado hecho de verduras de la zona (propias del Perú), camote y mucha quinoa.

La quinoa es un alimento muy característico de Perú, muchas veces cultivado en las zonas secas, este alimento no requiere de agua frecuentemente, por lo que se ha convertido en la fuente proteica principal junto a la carne de llama. Se da por montones en la zona y puedes encontrarla roja, negra y normal.

Aprovecha de probar todas sus variaciones y sopas, también es conocido como Chupe de Quinoa.

5. Rocoto relleno.

Sólo para valientes y amantes del picante.

Otro famoso ají de Perú, esta vez relleno de carne con legumbres, verduras locales y cubierto con queso.

Un plato bastante contundente aunque no lo parezca que se acompaña de ensalada, arroz y rodajas de patata frita para intentar bajar el picor del ají.

El picor del ají es muy fuerte, y dependiendo del gusto lo puedes pedir “suave” o “a lo bombero”/”en llamas”. Modismos muy particulares propios de la cocina peruana.

6. Cuy asado

Esta comida es el plato más lujurioso y caro que puedes encontrar.

Un cuy, que en muchos países son mascotas, son una fuente de proteína típica de Perú y Ecuador.

Un plato pesado para el estómago, que se recomienda comer de día y acompañado de ensalada.

Su valor fructúa entre los $80 dólares en un buen restaurante, pero siempre puedes encontrar precios más bajos en locales pequeños.

7. Causa limeña.

Otro favorito del público. Una base de puré de patata bien condimentado con especias locales y limón.

Servida en forma de timbal, la causa limeña se rellena con trucha, pollo o carne y principalmente se sirve como entrada en cualquier restaurant.

Algo más sofisticado y cautivador por la variedad de colores que puedes encontrar. Cada lugar las hace de manera diferente y se convierte en un verdadero viaje en el paladar.

Todas estas comidas típicas son realmente una gama de sabores que no puedes perder en ningún viaje en Perú.

Recuerda que no debes olvidar acompañarlos con un buen pisco sour peruano o un vaso de chicha morada.

Cada plato es una travesía.

Camila Gregov, joven chilena amante de los aviones y aventuras. Ha recorrido bastante el mundo por cuestiones de trabajo y ayudando a programas estudiantiles. Le encanta los idiomas y poder ayudar a más personas para emprender el viaje que tanto anhelan.

Sigue a Camila en su Blog http://gregolandtravel.com/

https://www.instagram.com/gregoland.travel/?hl=es-la

https://www.facebook.com/gregolandtravel/

#gregolandtravel

Aeropuertos.jpg
1/3
Image by Humphrey Muleba